CONTENIDOS

Translate

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link

.

.

martes, 26 de enero de 2016

Al despertar, un buen día (mi gato es azul)

Dev Harvey- Gato azul


El gran perro azul era raro, qué duda cabe.
A Carter le palpitó el corazón con furia desenfrenada mientras le miraba a través de los cristales de la ventana. A decir verdad, aquél animal de cara estúpida le daba un miedo irracional.
Porque era azul. Nada de negro, marrón o moteado. Azul. Azul intenso.

"Y ahora que vengan los graciosillos de turno con el chiste de marras: que el animalito debió pasar por la peluquería para un cambio de look (jijiji). ¡Se la juegan, se la juegan conmigo!" 
¡Hatajodeimbécilesinútilesintegralesestúpidospollinos!"

El chucho era azul natural, ¿acaso no se daban cuenta?, ¿no lo veían exactamente igual que lo veía él? ¿No? Entonces todos debían tener los ojos donde la espalda olvida su educado nombre. ¡Toooodos, perros y gatos, se habían vuelto azules! ¡Así, de pronto!
    
    “Perturbado”
    “Tarado”
    “Chiflado”

A la gente siempre le resultó fácil criticar, aplicar adjetivos al resto; sobre todo, aquellos que debíeran estar más que calladitos. 

"Qué... ¿qué coño les pasa? ¿Por qué me miran con esa expresión bobalicona? ¡Si sólo falta que les caiga la baba para confirmar que son idiotas!
Se van a llevar una sorpresa de cojones cuando el chucho empiece a hacer sus cositas en medio de la calle, delante de sus narices, ¡¡en sus mismas barbas!!"
    
     "Con Latimer ocurrió eso. Una noche era un gato perfectamente normal y a la mañana siguiente, cuando maulló exigiendo el desayuno, su brillante pelaje negro se había vuelto azul. Azul cobalto. ¡Azul cobalto sí, joder!
Y después hizo pis. Eso fue lo más extraordinario… No que hiciera pis, ¡qué va!, sino que el tío meara blue water jajajajaja.
Tuve que sentarme, lo confieso, yo tampoco podía creerlo. Y así, sentado, me lo quedé mirando fijamente mientras él se dedicaba con parsimonia felina a su aseo matinal. Como si no pasara nada, como si fuera normal, como si toooodo estuviera bien.
Ese día no fui a trabajar, lo consagré entero a vigilar al viejo Latimer.
¡Trece años siendo un digno gato de reluciente pelo negro y, de repente, ¡zas! se volvía azul y meaba azul, hay que sanjoderse! 
No quise pensar de qué color serían sus heces, ¡ni hablar! Asimilaría el cambio por fases, me lo tomaría con calma, investigaría…
Anduve persiguiéndole por toda la casa todo el maldito día.
Y también al día siguiente.
Y al otro.
Y al otro. 
Y al otro…
Hasta que me encerraron aquí”.

Ana Sefern

30 comentarios:

  1. Jajaja!!! un relato muy divertido y original.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen, unas risas nunca vienen mal.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. jajaja... No me acordaba bien de esto y he pasado un rato divertido con Carter, el perro azul y Latimer
    Me pregunto qué habrá sido de Latimer después de que encerraran a Carter
    Tampoco creas que encuentro un motivo razonable para que encerrasen a Carter... no veo en qué puede perjudicar a alguien que este hombre vea perros y gatos azules
    Sí, es posible que Carter tenga razón y todos sean un "hatajodeimbécilesinútilesintegralesestúpidospollinos"... jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Látimer se lo llevaron a su casa los padres de Carter, quienes, por otra parte, fueron los que pensaron que su hijo necesitaba ayuda cuando, al visitarle, les enseñó variadas muestras de heces y pises alegando que el color azul cobalto del gatito producía ese mismo color en sus desperdicios... (la casa estaba hecha unos zorros y muchacho no salía de ella desde hacía dos semanas)

      Aún así no voy a negar que, probablemente, "todos" son un hatajodeimbécilesinútilesintegralesestúpidospollinos... qué sabe nadieeeeee XD XD XD

      Eliminar
  3. Buen relato, para verificar que las cosas no son o son según el color del cristal con que se miran.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, el cristal es indudablemente azul jejejeje.
      Gracias, Concha. Un besote.

      Eliminar
  4. Que triste relato!!! ,cuando no ves las cosas como los demás, cuando no dices ni te comportas como el mundo exije que lo hagas, entonces eres un "bicho raro", pero quien decide que es lo "normal"..???, no lo sé, lo que sí se, es que cuando alguien es diferente a mí, siempre pienso: y quien soy yo para juzgarlo??? me gusta la individualidad...
    Un beso guapa, me encanta leerte y meditar un ratito, me haces soñar siempre.!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sociedad está ahí afuera, Francis, para dar por saco más que para otra cosa. Y es como dices, o actúas, hablas, piensas y te comportas como el común de la humanidad o rápido te ponen una etiqueta, y eso en un entorno no demasiado amplio. Hay que ser valiente para expresar y actuar exactamente como se piensa. O eso o estar loco, que a ellos bien poco les importa lo que opine el resto.
      A mi también me agrada conocer tu opinión. Y si te hago soñar, ¡estupendo!
      Un beso grande.

      Eliminar
  5. Pues como Brownie se me vuelva azul un día de estos me muero de susto, aunque igual os lo cuento y tampoco me creéis, jajajaja. Me ha gustado mucho tu relato :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no ocurra eso, Laura. Brownie está perfecto con sus colores naturales y seguro que no quiere asustar a su mami ;)
      Pero si ocurriera... a mi me lo puedes contar jajaja.
      Besos!

      Eliminar
  6. uy adore tuy relato con mucha imaginación aunque algo trágico. Me recordó la canción de Cortes y construyo castillos en el aire. Te mando un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto JP, Carter construyó sus propios castillos.
      Un beso grande, guapa.

      Eliminar
  7. simpatico relato y la vida para cada uno es una cosa, claro que a veces decimos que si al otro y se queda contento, seguro que si todos dijeramos lo que pensamos nos encerrarian, bessssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso estoy convencida, Pepa, conmigo tirarían la llave ;)
      Bsossss

      Eliminar
    2. he entrado pensando que habias publicado y no , por lo que he chinchorreado un poco el blog y al llegar abajo veo unos versos a orilla de la chimenea,claro me suenan, le pongo la musica y tenemos al señor sabina cantando, preciosa letra la de sabina, espero haberte ayudado, bessssssssss

      Eliminar
    3. Y el caso es que me sonaban pero no sabía de qué, así que mil gracias, Pepa por chinchorrear y hacerme ver la luzzzzzz.
      Bsossssssssssssssss

      Eliminar
  8. ¡Que genial Nena!. ¡Me encanta!. Besinos.

    ResponderEliminar
  9. Una manera diferente de ver, en este caso los animales, si en el fondo cada uno ve las cosas a su manera.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema viene cuando eres el único que los ve así mientras que el resto coincide. ¿Se equivocan todos o te equivocas tú? Por supuesto, si no se daña a nadie (y le incluyo a él) genial, aunque los vea multicolores.
      Bsos Rosss

      Eliminar
  10. Los locos son ellos, no yo!! Jajaja.
    Supongo que todo radica en una simple elección: tomar la pastilla roja o la azul (como en Matrix).

    Un beso, feliz finde ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuesto que son ellos!! ¿¿alguien lo duda??
      Yo no sé si una sola pastilla arregla esto :D:D:D
      Feliz finde, Ray.

      Eliminar
  11. Me encantó tu relato e incluso me identifiqué con él, será porque dicen que soy más rara que un perro verde no sé, la verdad que no importa del color que sea cada cual siempre que seamos buena gente no? Genial. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién dice eso? A mi no me lo pareces. Si yo te contara...
      Ser diferente, ni mejor ni peor, es lo que suele acarrear. Bajo la capa externa o los disfraces de cada cual queda la esencia, que es lo que importa y lo que se debe cuidar.

      Gracias Mariola. Un beso

      Eliminar
  12. Hola Nena.. hace mucho no me pasaba por aquí. Cómo estás? tanto tiempo... como siempre es un placer leerte. Esta vez te comento desde otro perfil. Sigo con mi blog literario pero he creado ahora otro mas personal.. te espero en él cuando gustes aunque recién empiezo.
    Espero que hayas empezado muy bien el año.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celeste, ya ves, por aquí sigo de vez en cuando.
      Pasaré a conocer tu nuevo rinconcito.
      Igual te deseo y sobre todo, que continúe bien hasta su fin.
      Un beso

      Eliminar
  13. Un gato azúl? Eléctrico o Índigo? Jajaja..muy buen relato, divertido.
    Que grato volver a darle un vistazo a la "blogosfera" y ver que volviste a escribir tan genial como siempre.
    Bendiciones Ana María.

    (Soy Luis)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Luís! Grato es volver a verte por aquí, "saber de ti". Gracias por detener un rato tu paseo en este rincón.
      Un abrazo

      Eliminar

La crítica será bien recibida, siempre y cuando esté basada en el respeto que cualquier trabajo se merece.