CONTENIDOS

Translate

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link

viernes, 30 de noviembre de 2018

Las Dos Mitades de su Alma

Image: Mystery of the soul

Una parte de su alma helada 
deambula sin cobijo, 
anda perdida sin rumbo fijo,
sin hoguera ni castillo, 
sin tierra, sin destino.

La otra parte, erguida y expectante, 
aguarda sin desmayo 
a que llegue un mes de mayo
 que reverdezca el bosque albino

Y se miran con recelo
al despertar lo que latía dormido.
Quiere una seguir perdida,
la otra, un estallido.

En medio del desconcierto 
intenta descifrar un interior 
donde ya no manda, 
donde, acaso, todo tiene sentido 
aunque no entienda nada.
Conciliar esas dos mitades 
tarea ardua, 
porque a él nada le conforma 
y a ellas nada les calma.
Ana Sefern

6 comentarios:

  1. Hermoso poema.....gran problema tener en tu interior dos "voces" que se contradicen y tienen diferentes gustos y opiniones, nuestro yo entonces se queda paralizado por no saber a cual hacer caso.Besicos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, siempre he escuchado o leído que es complicado que mente y corazón se pongan de acuerdo
    En este caso, es el alma quien tiene una lucha interna... no sé cuál de las dos mitades vencerá... sí sé la que me gustaría que venciera
    Besos

    ResponderEliminar
  3. En cuanto no entendemos nada es cuando más sentido tiene todo.
    Me entusiasman los estallidos!
    Bso

    ResponderEliminar
  4. Uy que lindo poema siempre es dificil encontrar equilibrio como dicen tus verso Me encanto la forma en que lo enfocaste.

    ResponderEliminar
  5. En el fondo todos tenemos ese doble yo, que a veces nos fastidia, otras nos compensa, y otras nos hace ver las cosas con sensatez. Es bueno meditar, pero no en exceso.
    besos.

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito poema, una parte triste pero otra con más esperanza.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar

La crítica será bien recibida, siempre y cuando esté basada en el respeto que cualquier trabajo se merece.