CONTENIDOS

Translate

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link

.

.

martes, 11 de marzo de 2014

La Casa de Mis Sueños (1ª parte)

"La casa de mis sueños" fue el primer post de este blog y lo publiqué en una única entrada. Por entonces erais muy pocos quienes me leíais, así que he decidido rescatarlo y volver a publicarlo por partes para aquellos que en su momento os lo perdísteis. Espero que lo disfrutéis.
Una ilusión, un anhelo, un sueño largo tiempo soñado. 
Los sueños, a veces, se hacen realidad... 
Y entonces preferiríamos no haber soñado.

La Casa de Mis Sueños, por Ana Sefern
1ª PARTE
E
sa tarde veraniega de hace treinta años no me limité a dar la vuelta a la manzana como solía, sino que me aventuré un poco más allá. Solo un poco. Un relajante paseo al atardecer por el camino que conducía a la cuadra paralela a la de mi casita de verano.
“Ampliando horizontes”, me dije, no sin ironía.
Porque no tenía mucha vida social y no acostumbraba a dejar mi terrenito, desde que llegaba en julio, hasta que me marchaba en septiembre.
Siempre había cosas que reparar en la casa, que redecorar, que plantar en mi jardín salvaje; vamos, que no me quedaba tiempo para aburrirme… ni para relajarme. ¡Benditas vacaciones estivales!
“Otra carretera rural, ¿qué esperabas?”, me advirtió mi solícito cerebro antes de que yo lo hubiera deducido conscientemente. Y esa cabecita, racional e intuitiva, estaba en lo cierto. Como siempre.
Abandoné el sendero estrecho y salí a la carretera.
       
      “¡Vaya, vaya, al parecer por aquí hay vidilla! Tranquilidad, sí pero… ¡hombre! ¡Farolas a lo largo de todo el camino! Y villas ―modestas y menos modestas―.”
         “Alumbrado eléctrico en condiciones, gruñó la parte de mi mente que iba por libre― no como en tu calle, donde ese fulgurante estado de gracia corresponde al tramo donde se asientan la fábrica azulejera y ese grupito de casas del principio; ya sabes, las de los trabajadores”.
         ―Sí ya sé, gracias, cierra el pico y no intentes pincharme ―mascullé entre dientes, algo irritada.
Si bien, era cierto que me sorprendía lo poco que tenían en común dos zonas tan próximas, a tiro de piedra, como suele decirse. La parte impertinente de mi cerebro se preguntó si, acaso, los tres o cuatro vecinos que ocupábamos las viviendas después de la fábrica habíamos contraído lepra y no éramos conscientes de tamaño agravio para el resto.
Recordé lo que había costado instalar el agua potable en la mía. En euros, en papeleo y en tiempo.
         “Lávese usted en la acequia cuando haya riego, parecían decirme los rostros sin facciones de la burocracia―. Y, claro, si quiere beber tendrá que comprar agua embotellada, a menos que le dé igual y prefiera también la de la acequia, a nosotros no nos incumbe, ¿sabe? Sin embargo, es de ley señalar, por si es usted tonta, que tenga la precaución de pasar sed en caso de sospechar que algún inconsciente haya arrojado desperdicios o animales muertos al reguero. La infección sería de esas de agárrate y no te menees, ¿me entiende lo que le quiero decir?”
“Perfectamente, váyanse ustedes a la mierda en cuanto dispongan de unos minutos, que será con frecuencia”, me habían dado ganas de replicar.
Aunque no lo hice, por descontado; se trataba de conseguir los permisos y nadie me había dicho nada, en realidad; era yo, una vez más, interpretando entonaciones y miradas.

Por entonces ya pagábamos todos los mismos impuestos, ¿verdad? Pequeños detalles para los que sí éramos y somos como gotas de agua clara. ¿No deberíamos tener también los mismos derechos?
“¡Fíjate en eso!, clamó una voz en el interior de mi cabeza sacándome de golpe de las divagaciones―. Esta carretera está bien asfaltada, ¿eh? Nada de socavones que ir sorteando con el coche, en caso que pretendamos que nos duren las maltrechas suspensiones, o si aspiramos a conservar la cabeza dentro del auto, ¡ah, jajaja! ¡Tócate las narices, bonita, siempre existieron las clases, aún en la miseria!”
  Los perros ladraban a mi paso tras las vallas advirtiéndome que no sería buena idea acercarme demasiado a las propiedades de quienes les alimentaban.
         ―¡Grrrr! ―me explicó un mestizo de aspecto siniestro cuando se me ocurrió decirle unas palabritas amistosas.
         ―Tranquilo, muchacho ―le susurré, ofendida.
        ―Sí, bueno, tú pasa rapidito si no quieres que siga desgañitándome ―ladró el can desaforadamente―. ¡Circule, mujer, circule!
Le miré con mala cara por no atender a razones y continué adelante haciendo oídos sordos a lo que aquél chucho servil aullaba a mis espaldas. Al parecer, no estaría satisfecho hasta que me perdiera de vista.
         “No es un perrillo faldero, se está ganando las habichuelas”razonó mi indomable mente en tono guasón.
         “Ya lo sé, estúpida, ¿haces el favor de callar de una vez? ¡Quiero tener un paseo en paz y tú no paras de hablar!
         “Es culpa tuya por buscarle las vueltas a todo, ¿es que no lo sabes, tonta del culo?
         “¡Que te calles!”


(Continuará) 

                         
Y ahora tengo que agradecer dos regalos
 en forma de premio a MARÍA, 
administradora del blog DESNUDANDO PALABRAS
y a JULIA, administradora del blog
 LAS COSAS DE JULIA (POEMAS)
¡¡Gracias a ambas por haberos acordado de mi!!

Parece ser que este premio se otorga en reconocimiento
 a la dedicación, la creatividad y el esfuerzo de
 mantener un blog.
Pienso que esto lo hacemos tod@s l@s que
 sacamos adelante uno con mayor o menor fortuna, 
así que lo dedico y os lo regalo a todos/as los que, 
como yo, os habéis embarcado en esta aventura.

El regalo de MARÍA y de JULIA

31 comentarios:

  1. Hola Nena... yo ya leí este relato pero me encantará volver a hacerlo
    La mente de la protagonista es un poco incordiante ;-)
    Lo de lavarse y beber de una acequia me ha hecho carcajear
    Pienso que las miradas hablan más que las palabras... tal vez se lo dijeron a la protagonista
    Muchas felicidades por el premio "Dardos"
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mente de la protagonista es muy parlanchina, y si, incordiante, siempre dando la puntilla en todo. Deseemos no tener una mente tan toca-bowlins. A pesar de todo es posible que desde fuera, su forma de razonar resulte graciosa, porque la mente nunca miente y esta es cruda, clara y transparente (además de tocar lo que no suena)
      Me alegra que vuelvas a leer el relato; ahora lo saborearás mejor.
      Gracias!!!
      Besos!!!

      Eliminar
    2. Vengo a felicitarte de nuevo por el premio "Dardos", ya que veo que te lo han dado por partida doble... pues felicidades por partida doble
      Por cierto, no te comenté nada sabre el perro que dice "Circule, mujer, circule"
      En este relato hasta los perros hablan... me parece perfecto
      Te dejo un beso en la acequia ;-)

      Eliminar
    3. Gracias Mela, es un detalle. He modificado la entrada para mencionar también a Julia, ya que el premio es el mismo. Ya sabes que puedes llevártelo jejeje.
      Sí, el perro habla y advierte. Cuando los perros ladran nos están diciendo algo, yo sólo me limito a interpretarlo jajajja y está muy claro lo que el perrillo le dice a quien considera una intrusa.
      No pienso recoger besos en acequias, "amos hombre"
      Un beso normal.

      Eliminar
    4. No voy a llevarme el premio... tú jejeje, no me ha gustado
      ¿No quieres el beso de acequia? Pues tú te lo pierdes porque es un beso diferente y tiene unas propiedades que, ahora, no te pienso decir

      Eliminar
    5. ¡¡¡¡Qué suspicaz!!!! Jejejej es jejejejeje y jeeeeeee
      No, no quiero un beso de acequia, con o sin propiedades, no seas marrana.
      Y no quiero saber las propiedades que puede tener un beso de acequia, yo diría que serán, mas bien, infecciones.

      Eliminar
    6. No era un beso con infecciones... no seas puerca

      Eliminar
    7. ¿Qué te pasa, estás ociosa? Ponte a escribir, que ya verás lo que te va a pasar. Tú, por si acaso, no uses prendas rojas...

      Eliminar
  2. Wow! Me he quedado enamorado de tu protagonista. Me encantan esas charlas mentales con uno mismo y esa forma de encontrar palabras en los gestos y miradas de los demás. Seguiremos leyendo, a ver cómo termina el asunto.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sigas enamorado hasta el final. Si te gustan las charlas mentales, aquí vas a encontrar una charla continua, porque esta mente tiene mucho que decir siempre. A todas horas.
      Te espero en la segunda parte.
      Un abrazo!!!

      Eliminar
    2. ¡Bien por las mentes parlanchinas! Si no fuese por ellas este mundo estaría todavía peor.

      Eliminar
  3. Has hecho bien en rescatarlo,
    Veo que tu prota habla consigomisma jajaja... eso me suena !! creo que todos hablamos y nos contradecimos cuando nos enfrentamos a situaciones desconocidas o nuevas
    No tardes mucho en publicar la continuación; soy de memoria chica , vale?

    Un beso enorme
    --------
    El premio ya sabes o lo debes de saber es estar aquí compartiendo, vale?
    Que tengas una hermosa semana
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la prota habla con su otra mitad cerebral; casi, más bien, discute...
      Tú no te preocupes si tienes memoria chica, que el relato no se va a mover de aquí, en caso que tuvieras alguna duda; Y también puedes preguntarme.

      Me alegra saber que lo consideras un premio. Te lo agradezco.
      Muchos besos MaR-ía

      Eliminar
  4. Me parece genial que la hayas recuperado, porque yo no la había leído, empecé mi blog hace menos de un año y seguramente esta sería anterior. Así tengo otra novela por entregas por leer, cosa que me encanta :)
    Ui, esa cabecita, que parece que va cada parte por su lado, ya se sabe la parte derecha y la izquierda del cerebro no siempre se llevan bien :)
    Besos Nena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya digo que fue mi primer post, de eso hace poco más de un año y, claro, algun@s ni nos conocíamos. Esta vez lo he dividido en varias partes (no sé cuántas saldrán) aunque originalmente sólo fue una. Ojalá lo disfrutes.
      Jajaja no, estas dos mitades cerebrales no se llevan nada bien, eso te lo garantizo.
      Besos Laura!

      Eliminar
  5. Hola Nena, yo ya lo leí y me encantó, me quedé con ganas de más. Así que ahora rescatado de tu cajón, y servido poco a poco lo voy a volver a leer.
    Muchos besos. !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé Lidia, y además tú lo leíste hace relativamente poco tiempo. Como le digo a Mela, ahora lo saborearás mejor.
      Espero que todo esté bien por ahí :)
      Muchos besos!!!

      Eliminar
  6. En mi blog te espera un premio si lo quieres. (aunque veo que ya lo tienes)
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, iré a por él. Te lo agradezco mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Nena Kosta, Creo que has hecho muy bien en reeditar este relato. Me está resultando muy entretenido y el interés no decae, al contrario, me dejas con la miel ne los labios. Espero la continuación...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola m.Dos josef, espero que te resulte entretenido hasta el final, si decides leerlo todo. Yo me divertí mucho escribiéndolo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Nena!!!!

    Bueno, yo lo leí en su momento, y ahora le he dado otra vez un repaso, lo que no haré es decir mucho por que soy capaz de meter la pata y contar más de la cuenta.... jajajajjajaa En serio lo digo, porque soy un poco desastre.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí FG, es que tú eres de mis primeras seguidoras aquí (y una de las valientes que lo leyó entero que, a veces, con tanto blog a seguir es complicado pararse mucho en uno, por eso he pensarlo dividir el relato en partes esta segunda vez.)
      Tú chitón jajajaja. O simplemente comenta las partes tal cual las ves, sin ir más allá, lo que prefieras.
      Besitos!!!

      Eliminar
  9. Nena, muy buena la "charla con si misma" de la protagonista; me parece que es una chica rebeldona, de las que me gustan... Espero ansioso la continuación de la historia; aunque ahora que hemos comenzado nuevamente las clases, tengo cada vez menos tiempo, ya que he tomado más horas para intentar en cierto modo "sobrevivir mejor", algo cada día más difícil en estas tierras...
    Besos amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh, no te preocupes si tienes menos tiempo, cuando no se puede, no se puede. Yo también voy a medio gas, como dije. Tengo los comentarios cerrados en los otros dos blogs por tiempo indefinido, y sólo estoy visitando a quien se pasa por aquí, ya que en éste los mantengo abiertos. Necesitaba un poco de tiempo extra y la opción menos brusca creo que es la que he tomado.

      De todas formas, publico una vez a la semana.
      Me alegro que te haya gustado la charla, en este relato hay mucho de esto porque la protagonista tiene mucha "vida interior".
      Espero que todo te vaya muy bien, los tiempos por aquí tampoco tienen nada de fácil.
      Besos!!!

      Eliminar
  10. Hola Ana, pues todo un detalle de mostrarnos esta entrada a todas las que en aquél entonces ni nos imaginabamos la idea de tener y poder mantener un blog.
    Espero poco a poco ir incorporandome despues de tanta activida cultural, pero he disfrutado enormemente, eso si extrañando mucho vuestras entradas y comentarios.
    Feliz semana y deseo leer pronto la segunda parte, un abrazo inmenso...Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar, me parece estupendo que te hayas tomado un tiempo para disfrutar de otras aficiones y que lo hayas pasado en grande, que siempre viene bien.

      La segunda parte, allá por el martes si no se tuerce nada. Espero que te guste este relato tanto como yo disfruté, en su momento, escribiéndolo.
      Feliz semana entrante y un gran abrazo.

      Eliminar
  11. Hola soy nuevo por estos lares, y mira por donde reeditas tu relato de tus comienzos. Es divertido y con mucho humor. Hay veces que nuestra mente nos gana la batalla y no la podemos acallar. Veré como se va resolviendo el tema de la acequia, la "burrocracia" y esos perritos tan adorables... Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, y bienvenido!!!
      Sí, como digo, este fue mi primer post aquí y he decidido reeditarlo para quienes no lo conocíais. Espero que te siga gustando si decides leerlo hasta el final.

      Como te dije en tu blog, te agradezco la solución que nos has brindado a todos,
      intenté seguirte pero me resultó absolutamente imposible, hasta ayer, y sólo gracias a tu tutorial.
      Te vuelvo a dar la bienvenida a este mundillo, seguro que te irá bien.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Sí, recuerdo este relato, muy muy bonito, me agradó mucho!!!
    Recuerdo que intuí que eras de Castellón nada más empezar a leerte, porque había hecho una breve visita a esta ciudad hacía nada, (visité con mi hija la UJI y nos perdimos claro, yo conducía ja ja) vimos la palabra cuadra en el nombre de las calles, y casas solariegas muy bonitas... y enseguida tuve un sentimiento positivo hacia 'Historias desde un tren'.
    Cosas ;)
    He visto que no se puede comentar temporalmente en tus otros blogs, pero te lo digo ahora, las postales todas son divinas, las de los teddies preciosas.
    Besitos guapa y disfruta de la semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Herminia; sí, recuerdo que lo leíste del tirón y te gustó mucho. No he eliminado esa entrada, sólo la he dejado como borrador ahora que vuelvo a publicar el relato por partes. Vivo en Castellón desde siempre, aunque soy galleguiña (de Orense por sangre y por nacimiento) No sabía que habías visitado esta zona, qué sorpresa... pues te cuento que la casa de la historia está cerca de la UJI jajaja, quién sabe si al perderos pasasteis por delante de ella... es muy curioso.
      No sé cuándo volveré a habilitar los comentarios en mis otros blogs, necesitaba un respiro y por eso, ya que yo no estoy visitándoos con asiduidad, prefiero tenerlos cerrados para no comprometer a nadie. Sólo aquí los he dejado abiertos, que somos menos, y me veo con ánimos de corresponder a las visitas.
      Un beso y gracias por venir, preciosa.

      Eliminar

La crítica será bien recibida, siempre y cuando esté basada en el respeto que cualquier trabajo se merece.